martes, 12 de febrero de 2008

COSAS DE MUJERES

Lo sé, llego tarde, al menos unos cientos de años y unos kilómetros al oeste, pero no hace mucho que lo descubrí, aunque también he de decir en mi defensa que tan sólo hace unos diez que lo descubrió el resto del mundo.

Unos cientos de años atrás, más de mil, un grupo de mujeres rurales crearon unos bellos textos en la provincia china de Hunan que se fueron recreando a lo largo de todo el pasado y éste, nuestro tiempo. Estoy hablando del NUSHU, uno de los lenguajes más interesantes y menos conocidos del planeta. Las palabras nu shu significan literalmente escritos de mujer. Tal y como su nombre indica, el nushu es un sistema creado y utilizado por mujeres en una parte remota de China, exclusivamente en forma escrita, sin componente oral. La cultura tradicional de este país, que podríamos denominar “machocéntrica” (como tantas muchas otras), prohibía que las mujeres recibieran una educación “formal”, de modo que el nushu se creó y desarrolló en secreto durante cientos de años en el condado de Jiangyong.

Hace apenas unos días leí en “El semanal” que el 23 de septiembre de 2004 muere a los 98 años Yang Huanyi, la última persona del planeta que escribía en nushu, pero en otras fuentes actuales he encontrado que aún existen unas pocas mujeres que saben leer y escribir en esta lengua. Sin embargo, es obvio que se trata de una lengua en extinción. Hasta el momento no ha habido ningún programa oficial para mantener y conservar esta increíble herencia cultural puesto que habría sido una vergüenza mostrar la situación de opresión que han vivido las mujeres en China a lo largo de todos estos años (como si no se supiera).

Uno de los documentos recuperados dice: "Los hombres se atreven a salir de casa para enfrentarse al mundo exterior, pero las mujeres no son menos valientes al crear un lenguaje que ellos no pueden entender".

Otro señala: “Hoy nosotras no queremos inventar un lenguaje secreto para las mujeres, pero nos damos cuenta de que tenemos que crear un lenguaje que nos incluya, que pueda explicar nuestra realidad, con el que nos sintamos cómodas. El lenguaje neutro-universal-masculino no nos sirve. ¿Por qué a veces, en determinados espacios (sobre todo mixtos) no logramos establecer comunicación con alguna mujer o mujeres que nos interesan? ¿Por qué no siempre encontramos correspondencia entre nuestro yo, las palabras que usamos y las cosas que decimos? Tal vez es porque nadie nos ha enseñado nunca unos códigos comunes para decirnos y para escucharnos desde nuestros cuerpos sexuados. Por ejemplo ¿cómo expresamos con palabras nuestra diferente vivencia del tiempo? Muchas mujeres utilizamos tiempo y energía en cuidar a otras personas, en escuchar, en compartir sentimientos, en el ámbito doméstico. Para nosotras es importante, queremos que se valore, se extienda, que sea público y político pero ¿sabemos expresarlo en una asamblea, reunión, grupo de trabajo?
Para poder hacerlo necesitamos sexualizar nuestras formas de pensar, de vivir y de comunicarnos; significar nuestra diferencia sexual y convertirla en materia política, porque la diferencia enriquece, no tiene nada que ver con la desigualdad y desde ella podemos concretar nuestra visión del mundo sin seguir falsos caminos neutros. No es una tarea fácil, porque el patriarcado ha vuelto mudas muchas de las formas de comunicación entre mujeres, haciéndonos olvidar, por ejemplo, la importancia que tiene el hecho evidente de haber nacido mujer".
(Y en este punto se me ocurre pensar que si yo hubiera nacido en China y hubiera aprendido nushu, la de cosas que habría escrito, mucho menos sutiles que éstas, por supuesto).

La extinción del nushu es apenas una pequeña parte de una tragedia mayor: la mitad de las lenguas que son habladas hoy se habrán extinguido a finales del siglo XXI; pues cada dos semanas muere una lengua en el mundo.

Algunos caracteres del nushu están copiados del chino, pero otros son de completa invención. El estilo es mucho más cursivo y más delgado que el chino, que tiende a ser de forma más cuadrada.

Dejo aquí un enlace genial World of Nushu donde podéis encontrar, si os interesa, absolutamente todo lo que se sabe hasta el momento sobre esta lengua, que no es todo.

5 comentarios:

Leonardo dijo...

* // =0 ** @ | # ~~ ¬ (eso significa "Me ha gustado mucho el artículo y tengo pelos", creo, aun no lo domino bien, en idioma Susu, también en vias de extinción pues solo queda una hablante).
Muy bueno, de verdad.

calixto dijo...

Alguna vez de pasada había oido hablar del nushu, pero sin prestarle demasiada atención. Me ha gustado el post. Y es que en ocasiones que dificil expresar lo que queremos.

Tropovski dijo...

Impresionante. "La historia de Genji" o "La novela de Genji", el clásico por excelencia de la literatura japonesa y alabado por autores como Balzac o Borges -se trata de una novela psicológica avant-la-lettre... ¡del siglo XI! y más de mil quinientas páginas-, también fue escrita en un dialecto del japonés sólo-de-mujeres.

Hablo de oídas, aún espero mi ejemplar vía Círculo de Lectores y al verano para tener un poco de tiempo, ah.

¡Un abrazo de parte de un anababelista! ;)

Anónimo dijo...

interesante post, vendré a leerte otra vez, con tu permiso

Pilar M Clares dijo...

Qué interesante. Cada lengua deberías conservarse como un tesoro. Claro, el uso hace y deshace, también las presiones de unas lenguas sobre las otras. En este caso supongo que habrá doble presión, por ser minoritaria y por ser de mujeres. Fascinante que surgiera y se utilizara. Esos textos y esa personas que aún la conocen, joyas. MUy interesante esta información. Gracias